6 sencillos trucos con piel de plátano ¡para tener una piel sin acné!

Salud 898 Visitas

El acné es una de las enfermedades de la piel más extendidas. Mucha gente la sufre y la oferta de cosméticos y medicinas para su tratamiento es desmesurada – son tantas que puedes perderles la pista fácilmente y su precio puede subir considerablemente en un abrir y cerrar de ojos. Y de todas formas, ¿quién sabe lo que contienen todos estos productos cosméticos? Pues resulta que hay una manera muy simple y completamente natural para deshacerse de esos molestos granos. Sólo necesitas la piel de un plátano.

Puedes utilizarlo de 6 maneras diferentes para terminar con tu sufrimiento para siempre. La piel de los plátanos tiene excelentes propiedades:

  • Contiene vitaminas A, B, C y E.
  • Contiene zinc, magnesio y hierro, lo que ayuda a prevenir infecciones.
  • Actúa como un peeling natural, quitando las toxinas de tus poros.
  • Además, tiene un efecto antiséptico que es perfecto para combatir la bacteria que causa el acné.
  • La piel de plátano es rica en antioxidantes, que combate los gérmenes que causan el acné.
  • Tiene enzimas que mantienen la piel húmeda.
  • Contiene almidón, que acaba con el exceso de grasa de tus poros.

1ª opción: piel de plátano pura

La primera opción no requiere mucho esfuerzo ni materiales. Sólo necesitas un plátano. Lo único que tienes que hacer es cortar la piel de plátano en trocitos de forma que puedas frotarlo por tu piel; hazlo durante 10 minutos justo después de lavarte la cara con bastante agua. No lo frotes contra los ojos. Deja que se absorba durante 20 minutos y después retíralo cuidadosamente con agua. Repite el procedimiento 2 o 3 veces al día.

2ª opción: piel de plátano con harina de avena

Puedes crear una pasta anti-acné muy simple y efectiva usando piel de plátano y harina de avena.  Añade una piel en una batidora con 3 cucharadas de azúcar y 1/2 taza de harina de avena y mézclalo todo. Aplícatelo por el rostro después de habértela lavado con anterioridad. Masajea suavemente la pasta en tu cara con movimientos circulares (sin entrar en los ojos). Déjalo absorber durante unos 10 minutos. A continuación, lávate la cara con agua tibia y aplícate crema hidratante (preferiblemente sin aceite). Repite el procedimiento todos los días.

3ª opción: piel de plátano con cúrcuma

La cúrcuma contiene sustancias anti-bacterianas que actúan a su vez como desinfectantes. Ayudan a reducir la hinchazón y los puntos rojos y a eliminar los gérmenes que causan el acné. Echa una piel de plátano en la batidora y mézclalo hasta crear una pasta. Añádele la misma cantidad de polvo de cúrcuma de tal manera que las proporciones sean 50-50. Después, añade un poco de agua – lo suficiente para crear una fina pasta. Aplícate la pasta en la cara dándote masajes después de lavártela y deja que se absorba durante unos 15 minutos. Después retira la pasta con agua tibia, aplícate crema hidratante y repite el proceso todos los días.

4ª opción: piel de plátano con limón

El ácido natural de los limones ayuda a acabar con las bacterias que causan el acné. Además, es bueno para hacer desaparecer las marcas. En esta opción, debes asegurarte realmente de que la mezcla no entre en contacto con los ojos. El ácido del limón puede causar sensaciones dolorosas de ardor, ¡así que ten cuidado! Pon una piel de plátano en la batidora. Añade zumo de limón de manera que las proporciones sean 50-50 y mézclalo todo muy bien. Aplícate la pasta en el rostro con ayuda de un algodón. Masajea suavemente y espera 15 minutos. Retíralo con agua tibia y repite el proceso entero todos los días.

5ª opción: piel de plátano con levadura en polvo

La levadura en polvo es buenísima para liberar tus poros de toxinas. Bate una piel de plátano hasta conseguir una pasta. Coge 1 cucharada de la mezcla y añádele 1/2 cucharada de levadura en polvo. Añade suficiente agua hasta crear una fina pasta. Aplica la masa en el rostro con un algodón masacrando suavemente. Ten cuidado de que no entre en los ojos. Dos minutos después, lávate la cara con agua tibia y échate crema hidratante. Repite este proceso todos los días y el acné desaparecerá.

6ª opción: piel de plátano con miel

La miel tiene también un efecto anti-bacteriano y actúa como hidratante al mismo tiempo. Bate una piel de plátano y añade 1/2 cucharadas de miel para crear una pasta. Con un algodón, aplícate la pasta en el rostro con movimientos circulares. Ten cuidado otra vez de que no entre en los ojos. Después de dejar que se absorba durante 15 minutos, lávate la cara con agua tibia y aplícate una crema sin aceite. Repítelo diariamente y tu piel pronto estará libre de granos.

Es realmente práctico poder reutilizar algo que normalmente tiras a la basura, y además en el proceso haces algo bueno para tu salud y tu aspecto – de una forma completamente natural.

Prueba las diferentes opciones en casa para ver cuál te gusta más. Así pronto podrás decir: ¡Hasta nunca, acné!

Compartir
loading...

Comentarios