Cómo bajar de peso de forma natural sin ejercicios

Belleza 3528 Visitas

Si en algo todos estamos de acuerdo, es que es bastante difícil perder peso y mantenerse. La mayoría de las personas que hacen dieta aprenden de mala manera que las dietas no funcionan. No funcionan, porque sí pierdes peso, pero tan pronto paras la dieta ganas todo el peso que perdiste y un par de libras extra como bonus.

No solo ésto, restringir ciertos tipos de alimentos es bastante difícil por las ansias y no muy bueno para el cuerpo, ya que necesitamos básicamente de todas las categorías de alimentos para estar en salud. Además, comenzar a hacer ejercicios y seguir la rutina  cuando no se está en forma, es bien difícil por un sin número de razones.

Como la gran mayoría de mis amigos, desde pequeño tenía una muy buena compostura física, no importa lo que comiera o hiciera, parecía que nunca engordaría ni perdería mi forma, ésto hasta que llegué a cierta edad donde todo lo que comía se reflejaba directamente en mi barriga, no solo eso, al ir engordando también comencé a perder energía, ánimo y me sentía siempre cansado, la mente nublada entre otras anomalías, uno solo se da cuenta de ciertos síntomas cuando ya no los tiene porque los sentimos por tanto tiempo que llegamos a creer que son normales. Pensaba que simplemente me estaba poniendo viejo, años después me siento como todo un niño, lo que anula esa teoría, cuando cambié mi dieta supe que no era que me estaba poniendo viejo, simplemente me estaba poniendo gordo, muy gordo aunque no lo pareciera por fuera, mi estado de salud estaba empeorando.

Quiero compartir uno de los métodos que utilicé para bajar de peso y no volver a subir. No solo me funcionó a mí, también a mi pareja, mi hermano y varios amigos a los que se lo recomendé, es bastante simple y requiere tan solo 1 minuto al día.

Pasos para bajar de peso de forma natural sin ejercicios

Pierde 10-20 Libras En 4 Semanas sin Ejercicios (Método 1)

Este método requiere tan solo dos pasos y se toma solo 1 minuto al día. Sí, sé que sueno raro y demasiado bueno para ser verdad, pero como no tienes nada que perder ya que se toma solo un minuto, inténtalo y luego vuelve a esta página y comparte tus resultados en el área de comentarios (aceptamos fotos antes/después).

1er. Paso : Agua

La mayoría de nosotros no bebemos suficiente líquidos y ésto no permite que nuestro cuerpo elimine las toxinas que se “esconden” en la grasa y otras parte del cuerpo. El primer paso consiste en beberse de 16oz (0.5 litros) a 64oz (2 litros) de agua en la mañana. 1 Litro son alrededor de 34oz o cuatro vasos de agua. Es extremadamente importante beberse el agua antes que todo y a temperatura ambiente. Al paso y en el transcurso de unas horas. Cuando dormimos nuestro cuerpo trabaja en un proceso de limpieza y al beber agua en la mañana ayudamos a terminar este proceso.

Después de unos días vas a notar que irás al baño todas las mañanas después de ingerir el agua, lógicamente esto va a variar según la persona, pero si lo haces y agregas el próximo paso (detallado a continuación), definitivamente comenzará a pasar.

2do. Paso : Aceite de Coco

El aceite de coco tiene tantos beneficios que sería imposible mencionarlos todos; aquí nos queremos concentrar en su beneficio de regular el metabolismo. El aceite de coco funciona como un adaptógeno, lo cual ayuda al cuerpo a adaptarse al estrés. Si tienes el metabolismo muy alto, lo baja, si lo tienes muy bajo, lo sube.

Toma de una cucharada (15ml) a tres cucharadas (45ml) al día. Comienza con una cucharada o cucharadita (si tienes problemas asimilándolo) y ve subiendo la dosis así como te sientas cómodo hasta llegar a tres cucharadas por día. Una en la mañana, otra en la tarde y luego en la tardecita. No te recomiendo que te lo bebas en la noche, ya que puede ser que no duermas por toda la energía que te da.

Asegúrate de que el aceite de coco sea natural, que no este procesado, que no tenga rellenos, que no haya pasado por calor y que sea la mejor calidad posible. La única forma de economizar es teniendo la mejor calidad, bien sabemos que lo barato sale carísimo y como es para uso interno, es mejor tratar de tener la mejor calidad posible para ver los beneficios más rápido y estar seguro que no estamos consumiendo ningún tipo de químico que pueda ser contra productivo.

Nota: Si sabes o puedes hacer tu propio aceite de coco, es recomendado. El mejor aceite de coco es el que haces en casa. Asegúrate de hacerlo a fuego lento para que no destruyas las enzimas y las cualidades positivas que tiene el aceite. Aún así la versión casera, según los estudios, es la mejor para cualquier tipo de uso.

Más: Si quieres más información sobre el aceite de coco para perder peso; estudios científicos, como funciona, como afecta los niveles de colesterol, etc. Visita el siguiente articulo:
Controla tu metabolismo y baja de peso con el aceite de coco

Agua y aceite de coco. Agrega estos dos a tu rutina antes que nada en la mañana y en el transcurso de tan solo unos días sentirás el efecto. Si estás en buena condición física lo vas a sentir casi de inmediato y en otros casos se pueden tomar varias semanas. Lo importante es hacerlo, ser persistente y estar positivo.

Mantén un registro de tu aventura

Para obtener aún mejores resultados y mantenerte motivado, te recomiendo que lleves un historial de todos los cambios que experimente tu cuerpo. Tu cuerpo literalmente se comunica contigo, cuando te da hambre, tu cuerpo te está hablando, cuando te duele algo, tu cuerpo te está hablando, cuando tienes algún antojo, tu cuerpo te está hablando, si aprendes a escucharlo, el proceso de rebajar peso se tornara mucho más fácil.

  • Tómate unas fotos antes de empezar el proceso de perder peso. Unos fotos antes, durante y después.  Un par por semana sería perfecto.
  • Mídete y pésate. Anota qué tanto pesas, guárdalo y no le pongas asunto hasta la semana siguiente cuando te peses de nuevo. Ver el progreso te dará más motivación, pero ponerle demasiado asunto también puede ser contra productivo.
  • Si hay cambios grandes de salud, de la frecuencia con la que vas al baño, de cómo duermes, etc. Anótalo también o tenlo muy presente. Muchas veces no notamos ciertos beneficios porque no le pretamos atención.
  • Júntate y comparte con personas que te apoyen en tu aventura. Quien sea que trate de desanimarte sin primero darte la oportunidad de intentarlo, no te está ayudando, aléjate de esa persona (al menos por el transcurso de tu transformación) y continúa intentando, progresando y mejorando.
  • Al transcurso de 2-4 semanas, comparte tu resultados con nosotros. Estaremos esperando tus testimonios, fotos y comentarios aquí y/o en Facebook.

Conclusión

La única forma de saber si este método funciona para ti, es probándolo. Cada persona es diferente, y cada persona reacciona diferente a diferentes estímulos, así que sugiero que lo intentes, te mantengas 100% positivo y le des tiempo a tu cuerpo de adaptarse y de comenzar a llegar a la meta que le pusiste. Visualizar es una parte muy importante del proceso.

Para visualizar imagínate como te gustaría estar físicamente, velo en tu cabeza y síguelo viendo, después idealiza un poco más, y continúa así, haz esto a diario y lo otro es solo cuestión de tiempo.

Compartir
loading...

Comentarios