Cómo preparar el famoso Kefir de agua, múltiples propiedades

Belleza 1684 Visitas

¿Has oído hablar del Kéfir? Es un “superalimento” con muchas propiedades que se consigue después de un proceso de fermentación. Aunque el más conocido es el kéfir de leche, y mucha gente es el único que conoce, en realidad también hay kéfir de agua, por lo que si no consumes leche puedes beneficiarte también de sus múltiples propiedades y repoblar tu flora intestinal ^_^ Lo único que necesitas es conseguir los nódulos de kéfir, también conocidos en algunos países como tíbicos, hongos del tibet o búlgaros. Existe la tradición de que estos nódulos no se compran, si no que se regalan. La tradición viene de muy antiguo y los nódulos se pasaban de mano en mano deseándole salud a otra persona. La wikipedia nos dice que “la palabra kéfir proviene del turco ‘ kief ‘ , que significa agradable sensación o sentirse bien, para referirse a la agradable sensación experimentada cuando se ingiere, y que conlleva además la connotación de bendición a quién se regala”. Estos granulos ó nódulos de kéfir son en realidad una asociación simbiótica  de bacterias y levaduras, que trabajan 24 horas al día produciendo una doble fermentación: ácido-láctica y alcohólica dando lugar a una “bebida con gas” similar  a una limonada que nos ayuda a repoblar nuestro intestino con bacterias beneficiosas. –

¿Que necesitas para hacer kefir de agua?

Un recipiente

Busca un bote de cristal de boca ancha de más de un litro (ten en cuenta que tiene que contener un litro de agua más los nódulos y los ingredientes adicionales, lo ideal es que sea de al menos 1,5L)
Puedes usar botes con cierre hermético si quieres que la bebida te salga con más gas (los que tienen la junta de goma con cierre te permiten que los hagas con presión o sin presión.
Si los haces a presión tendrán más contenido en gas y alcohol.

Al kéfir no le gusta nada el metal y menos si deja residuos de óxido, así que en ese caso es mejor utilizar un paño o tela sujeto con una goma, cinta o cordel o utilizar una tapa de cristal, cerámica,… para que no entren insectos ni se contamine nuestro cultivo.

Un colador

El colador de plástico y o materiales nobles; madera, cerámica,… nunca un colador metálico

Una cuchara de madera o cerámica

Para remover nunca utilices una cuchara metálica. Lo mejor es que sea de madera o cerámica.

Un recipiente donde guardar el líquido filtrado

El líquido filtrado lo puedes guardar en la nevera durante unos tres días y para eso necesitas un recipiente apto.

Puede ser una jarra de vidrio, u otro recipiente no metálico o esmaltado donde filtrar el líquido. Yo utilizo una jarra de vidrio con tapa de plástico no hermética

Si quieres que aumente la cantidad de gas puedes usar botellas, con cierre hermético.

Todos estos objetos deben estar siempre bien limpios. Yo los utilizo exclusivamente para el cultivo del kefir y de vez en cuando los esterilizo al baño maría.

Nódulos de Kefir

Para que sea más cómodo manejar los gránulos, podemos colocarlos en una gasa y hacer una bolsita, sujetándolo con un hilo, así no tendremos que colarlos y será más cómodo limpiarlos (ha de ser holgada para el crecimiento del kéfir) Esto es especialmente indicado para cuando se hacen variantes con material suelto como hierbas, especias etc. (sería interesante lavar la gasa sobre todo la primera vez con algún detergente orgánico o sumergirla en el agua fermentada con evidente fermentación dentro de un tarro con tapa y dejarla unas horas para luego aclararla bien, vinagre puede utilizarse también)

Azúcar

El azúcar preferido de los nódulos es la panela, aunque también puedes utilizar azúcar moreno.
No tiene sentido utilizar azúcar blanco, porque aunque se lo “coman” los nódulos si lo que quieres es reestablecer y/o mantener la flora intestinal el azúcar blanco no es nada beneficioso  o algún azúcar libre de sulfítos.

Frutas pasas

Lo que hace esta fruta es neutralizar el exceso de acohol y aportar  microbiota
La más indicada es el higo, aunque también puedes utilizar orejones, dátiles, ciruelas, uvas pasas…) La fruta seca neutraliza el exceso de alcohol y aporta sus carbohidratos y la microbiota amiga, nativa en la cáscara.

Cítricos

Limón, lima, naranja…

Agua sin cloro

Ten en cuenta que los nódulos son seres vivos a los que tienes que cuidar y el cloro mata a las bacterias y levaduras…

El agua puede ser de manantial, filtrada, embotellada,…

Ingredientes:

  • por cada litro de agua sin cloro:
  • 3 cucharas de nódulos de kefir
  • 3 cucharas de panela o azúcar mascabo
  • 1/2 limón, lima, naranja u otro cítrico (si no son de cultivo ecológico pélalos antes de partirlo)
  • 1 higo seco.

Preparación:

  • Introduce los ingredientes en el recipiente donde vas a cultivar el kefir con un litro de agua.
  • Remueve con la cuchara de madera para que se mezclen bien.
  • Ten en cuenta que la fermentación produce gas, asi que en caso de que utilices un recipiente hermético, ten cuidado cuando lo abras no vaya a ser que haga como el cava :O
  • Déjalo reposar a temperatura ambiente (entre 15º y 30º) com mínimo 24h y como máximo 3 días
  • Cada 24 horas. remuévelo y, si lo haces a presión, abre un poco para que salga un poco el gas y entre aire para favorecer a las levaduras aeróbicas.
  • Una vez fermentado cuela el contenido en la jarra y exprímele el limón, puedes tomarlo inmediatamente o guardarlo en la nevera hasta 3 días (ten en cuenta que, con el tiempo, va a ir aumentando la cantidad de gas)
  • Lava los utensilios y enjuaga bien los gránulos con agua y ya está listo para empezar el ciclo de nuevo

Si lo dejas fermentar 24 h tendrá un efecto laxante y debes tomarlo por la noche durante unas dos semanas

El kefir de 48 h regula el intestino, previene putrefacciones intestinales y contribuye a la depuración del organismo.

El kefir de 3 días tiene efecto astringente

Con más de tres días el kefir comienza a avinagrarse

En condiciones anaerobias (ausencia de aire) las levaduras de los nódulos producen más gas y alcohol que en condiciones aeróbicas (con aire). El gas y la graduación alcohólica tambien pueden aumentar si el líquido filtrado lo guardas en una botella hermética en la nevera (máximo 3 días)

Precauciones

 

  • Si estás enferm@ es recomendable que no te excedas con el gas “ácido carbónico” , por lo que puedes tomarlo en el mismo día que lo filtres o puedes dejar escapar el gas dejándolo reposar en el vaso unos minutos antes de tomarlo.
  • Los diabéticos tienen que tener precaución con el kefir, ya que contienen azúcar y pueden elevar los niveles de glucosa en sangre.
  • También debes tener cuidado si sufres gastritis aguda, ya que el ácido láctico del fermento puede irritar el revestimiento del estómago.

Compartir
loading...

Comentarios