¿Cómo Prevenir Un Accidente Cerebrovascular?

Salud 1323 Visitas

Gracias a los sorprendentes avances médicos, cada vez más personas sobreviven a los accidentes cerebrovasculares, como los coágulos de sangre que bloquean el flujo sanguíneo y pueden ocasionar derrames de sangre en el cerebro.

Y hay una nueva razón para no convertirse en uno de los 795,000 estadounidenses que sufren un accidente cerebrovascular cada año. Un nuevo estudio halló que las apoplejías envejecen tu cerebro ocho años.

Científicos de la Universidad de Michigan compararon la memoria y la velocidad de pensamiento de 4,900 personas antes y después de haber sufrido un accidente cerebrovascular, y hallaron que experimentar un ataque cerebral erosionó la habilidad mental como si hubieran envejecido casi una década de la noche a la mañana.

Pero hay buenas noticias. Aunque uno de cada tres estadounidenses corre un riesgo superior a la media de experimentar un accidente cerebrovascular, el 80 por ciento de estos ataques cerebrales no tienen por qué ocurrir. A continuación te ofrecemos un plan de siete pasos para protegerte:

1. Considera la hipertensión arterial como algo muy serio.

Si la presión se te descontrola, eso aumenta la probabilidad de cuatro a seis veces que puedas sufrir un accidente cerebrovascular. Si estás entre los 78 millones de estadounidenses con hipertensión arterial o los 70 millones con pre-hipertensión, es hora de que hagas algo por ti. Vete a ver a tu médico si no sabes cómo está tu presión. Pensamos que 115/75 son buenas cifras para la mayoría de la gente. Asimismo, perder peso, hacer ejercicios, llevar una dieta a base de productos frescos y baja en sal, y tomar tiempo para relajarte, todo eso puede ayudar. Y si te prescriben medicamentos para bajar la presión sanguínea, no olvides tomarlos. Después, tómate la presión con regularidad y anota las cifras. Vale la pena que lo hagas por tu cerebro.

2. No fumes.No Smoking

Los cigarrillos duplican el riesgo de sufrir una isquemia cerebral, que es el accidente cerebrovascular más común, ocasionado por un coágulo de sangre. Fumar eleva tu riesgo de sufrir una hemorragia cerebral debido a un vaso sanguíneo que se desgarra. Nunca es tarde para dejar ese hábito. Busca un medicamento contra el deseo de fumar, parches de sustitución de nicotina y otros productos, como gomas de mascar y atomizadores, además de un sólido sistema de apoyo.

3. Disminuye tu concentración del llamado colesterol mal.

Lipoproteínas de baja densidad o LDL, por sus siglas en inglés. La concentración elevada de LDL puede ocluir tus arterias carótidas, esos grandes vasos sanguíneos en los costados de tu cuello que envían sangre al cerebro. Esa grasa acumulada en las paredes arteriales incrementa la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular. Puedes equilibrar tu concentración de LDL comiendo menos grasas saturadas (presente en carnes grasosas y procesadas, en productos lácteos y alimentos elaborados). Ingiere grasas sanas, como el aceite de oliva, las nueces, los aguacates y el pescado con moderación, y camina todos los días con la meta de dar 10,000 pasos diarios. Si tu médico te prescribe estatinas para disminuir el colesterol, tómalas. Estudios indican que las personas con un alto riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular pueden reducir dicho riesgo en un 21 por ciento si toman estatinas, que son medicamentos que también pueden impedir el envejecimiento del cerebro como resultado de un accidente cerebrovascular.

4. Controla la diabetes.

Los problemas asociados con la glucosa en sangre aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular en un 50 por ciento. A menudo, el colesterol alto y la hipertensión arterial vienen con la diabetes. Por lo tanto, también debes cuidar de tu concentración de glucosa.

5. Come sanamente.fruits and veggies

Productos frescos, como frutas y vegetales, así como pescados, grasas sanas, frijoles, algunas nueces, aceite de oliva y vino tinto con moderación. La dieta mediterránea puede reducir tu riesgo de accidente cerebrovascular en un 18 por ciento, según un estudio realizado en España. Tu cerebro te agradecerá que lleves esa dieta, como si estuvieras de vacaciones en el Mediterráneo.

6. Haz ejercicios.

Trata de caminar 10,000 pasos diarios. Cuando logres eso, añade otras actividades como nadar, jugar tenis o arreglar el jardín de tu casa o tus vecinos. Cualquier actividad desafiante reduce en un 40 por ciento el riesgo de sufrir ataques isquémicos transitorios, que a menudo presagian un accidente cerebrovascular de gran magnitud. Estas pequeñas isquemias duplican el riesgo de disfunción cerebral e incrementan la probabilidad de sufrir una apoplejía, un 11 por ciento entre las personas de 55 a 65 años y un 50 por ciento entre los que tienen 80 años o más.

7. Actúa con rapidez.

Si tú o un ser querido presentan señales de accidente cerebrovascular, llama de inmediato al 911. Estas señales incluyen debilidad o adormecimiento de una parte del cuerpo, confusión mental repentina o dificultad para comprender; problemas para hablar, mareos, pérdida del equilibrio o imposibilidad de caminar, así como dificultad para ver o tener la visión borrosa, además de dolor de cabeza intenso. Mientras más tiempo pierdas en llamar a los servicios de urgencia, mayor será la pérdida de facultades mentales.

Compartir
loading...

Comentarios