DESCUBRE CÓMO LIBRARTE DE UÑAS ENCARNADAS CON ESTA RECETA CASERA

Remedios Naturales 884 Visitas

Las uñas encarnadas es uno de los problemas más comunes de las uñas de los pies que pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas y generalmente suelen afectar al dedo gordo del pie. Si la piel que rodea el borde de la uña está enrojecida e inflamada y resulta molesta al tacto, es probable que se trate de una uña encarnada que puede llegar a infectarse, por lo que debe ser tratada.

Hay varias razones por las que se desarrolla esta condición que incluyen un inadecuado corte de las uñas, el uso de un calzado ajustado, factores físicos del pie como deformaciones de los dedos o la forma de las uñas entre otros. Hay varios tratamientos naturales para las uñas encarnadas que podemos probar en casa como los que le detallaremos, sin embargo si el dolor es severo y la condición no mejora debe acudir al médico para evitar complicaciones posteriores.

Remedios para las uñas encarnadas.

una 1

1. Remojar los pies.

Poner a remojo los pies en agua tibia con jabón ayuda a mantener el área limpia y libre de bacterias.Remoje los pies en agua tibia tres o cuatro veces al día. Puede añadir sal de Epsom al agua para suavizar la piel de la zona afectada. También puede lavar los pies con agua y jabón de Castilla. Se deben mantener los pies limpios y secos.

2. Vinagre de manzana.

El vinagre de manzana es un tratamiento natural para una uña encarnada por sus propiedades antibacterianas. Añada un cuarto de taza de vinagre de manzana al agua caliente para realizar un baño de pies o diluya el vinagre de manzana en agua y aplique directamente.

3. Aceites esenciales.

Los aceites esenciales pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Combine aceite de árbol de té, chipre, clavo, lavanda y romero con un aceite portador y mezcle bien antes de usar. Utilice esta mezcla sobre la zona afectada masajeando suavemente. También puede preparar su propia pomada a base de aceites esenciales para ayudar a curar la uña encarnada, aliviar el dolor que produce y prevenir la infección.

Receta.

Ingredientes:

  • 5 gotas de aceite de eucalipto.
  • 5 gotas de aceite de árbol de té.
  • 1 gota de aceite de orégano.
  • 5 gotas de aceite de lavanda.
  • 2 gotas de aceite de menta.
  • 60 ml de gel de aloe vera.
  • 60 ml de aceite de coco.

Modo de preparación:

Mezcle todos los ingredientes en un pequeño frasco de vidrio con tapa.

Modo de uso:

Tras la limpieza del área afectada aplique un poco de esta pomada sobre la zona y deje que seque.
Repita dos o tres veces al día.

IMPORTANTE: mundoconsejos.com recomienda encarecidamente consultar a su médico antes de tratar cualquier remedio casero o natural. La información que presentamos muchas veces está basada en experiencias positivas que nos envían nuestros usuarios o comparten en internet y por eso siempre es recomendable la opinión de profesionales de la salud antes de llevar a cabo cualquier tipo de tratamiento casero o natural.

Compartir
loading...

Comentarios