TE PRESENTAMOS 5 REMEDIOS CASEROS PARA LOS VELLOS ENCARNADOS

Salud 1072 Visitas

Es muy probable que lo hayas experimentado antes. Te afeitas las piernas o las axilas. Todo se ve muy bien hasta que te percatas de que tienes pelos encarnados o enconados. En vez de levantarse, estos pelos crecen debajo de la piel. Lo puedes identificar como una protuberancia de color rojiza que suele tener pus y se ve como un grano.

Aparte del enrojecimiento, hay hinchazón o inflamación del área. Aunque no es problema grave, los pelos encarnados son fuente de irritación. Si buscas una solución rápida te ofrecemos algunos remedios caseros.

1. El azúcar

El azúcar es un excelente exfoliante que es capaz de desprender la piel alrededor del pelo encarnado. El azúcar es lo suficientemente suave para no causar irritación. Mezcla una taza de azúcar en media taza de aceite de oliva extra virgen. Añade alguna esencia de lavanda si lo deseas. Al hacer movimientos circulares, esta mezcla actúa como exfoliante. Repite el procedimiento una o dos veces a la semana y enjuaga con agua tibia.

2. Medicamentos para el acné

Los pelos encarnados tienen síntomas similares a los de los granos, en especial si tiene pus. Para aliviar los síntomas, utiliza lo medicamentos contra el acné. Si no dispones de este medicamento, usa una aspirina, tritúrala y añade agua. Coloca la mezcla en la piel durante quince minutos y enjuaga con agua tibia. Otra alternativa es usar pasta dental.

3. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio posee magníficas propiedades anti- inflamatorias que pueden deshacerse de la irritación causada por los pelos encarnados. Úsalo como exfoliante de la piel al combinarlo con agua y aplicarlo con algodón. Deja actuar durante cinco minutos y lava con agua fría. Otra opción es usar el bicarbonato con harina de avena y una cucharada de agua hasta que forme una pasta. Aplica en la zona afectada y enjuaga con agua tibia.

4. Compresas calientes y pinzas

Usa compresas calientes en la zona afectada para suavizar la piel y llevar el cabello encarnado más cerca de la superficie. Después, usa un elemento afilado, como una pinza y hala suavemente el pelo hasta que salga. No caves alrededor de la piel.

5. Sal

La sal es otro agente exfoliante capaz de desprender las células muertas de la piel. Mezcla media cucharadita de sal con agua tibia y frota con un algodón.

Compartir
loading...

Comentarios