Un rito mañanero de 20 minutos para adelgazar. ¡No les queda chance a las calorías!

Salud 3267 Visitas

Si crees que adelgazar sin dietas y deporte es una tarea imposible, estás equivocado. En realidad, son numerosos los factores que influyen en el aumento de los kilos. Entre las razones más extendidas hay estrés, tensiones y desequilibrio en el organismo.

No es ningún secreto que el bienestar y equiliblio de una persona dependen de la proporción correcta de hormonas en su organismo. Cuando sufrimos el estrés y las tensiones, nuestro organismo produce ciertas hormonas que nos provocan el hambre, por eso, el buen humor, la armonía y 20 minutos de tu tiempo mañanero te garantizan un adelgazamiento fácil sin dietas ni deporte.

Además, la clave de un adelgazamiento exitoso es incluir una cantidad abundante de agua en tu menú. ¡No te puedes ni imaginar cómo esto te ayudará en el objetivo de lograr un cuerpo ideal!

DIETA A BASE DE AGUA

  1. Agradece.
    Aun en la cama, piensa en algo por lo cuál estás agrdecido. Sí, agradecer por todo lo que tienes te ayudará a ser optimista, lo que, a su vez, estimula la producción de las hormonas de felicidad que bajan el nivel de estrés.
  2. Estírate.
    Estírate, estimulando tu flexibilidad. El estiramiento te ayudará a librarte de la tensión muscular y incentivará la descarga de energía y las hormonas de felicidad, estimulando la quema de calorías y un adelgazamiento eficaz.
  3. Tómate un vaso de agua.
    El agua ayuda a «poner el organismo en marcha» y acelera el metabolismo en un 30%. Y cuanto mejor sea tu metabolismo, más rápida será la quema de calorías, y ni siquiera tendrás que aplicar un menor esfuerzo. El zumo de limón te ayudará a llenar el organismo con unos microelementos beneficiosos y energía.
  4. Utiliza el cepillo para el cuerpo.
    El medio ambiente influye en las hormonas que controlan el peso. El procedimiento de la limpieza del cuerpo con un cepillo estimula el funcionamiento del sistema linfático responsable por la desintoxicación del organismo y un adelgazamiento efectivo.
  5. No te olvides de desayunar.
    ¡Vale la pena empezar cada día con el desayuno! Aún si te falta el tiempo, es recomendable tomar algo para poner tu estómago a trabajar – aunque sea tan solo una manzana o galleta. Los que aplazan el desayuno, sienten más hambre durante el día en comparación con los que suelen tomar su desayuno a tiempo.

De esta manera, 20 minutos por la mañana te ayudarán a estar en forma sin dietas agotadoras o ejercicio físico. ¡Es más, una mañana así te llenará de energía para todo el día!

A lo largo del día, procura beber la mayor cantidad de agua posible, y ya dentro de una semana verás el efecto. Los kilogramos excesivos empezarán a desaparecer, la piel se alisará y adquirirá un color saludable, y la digestión mejorará considerablemente. ¡Este artículo útil sí que vale la pena compartir con amigos!

Compartir
loading...

Comentarios